Horario de atención

Lun - Vier. 8:00 - 16:30

  • 4267221-4275930-4275939

Reseña Histórica

1398098037Durante el Gobierno del Mariscal Castilla en 1859, que el General Manuel de Mendiburu consigue la emisión de una resolución suprema del 14 de diciembre disponiendo la fundación del archivo nacional, buscándose así reunir los dispersos archivos de la colonia, tomándose como base la documentación depositada en el convento de los padres agustinos.
Debido al no hallazgo de un local para su funcionamiento no pudo trasladarse el primigenio archivo existente como depósito y realizar lo planteado en el referido dispositivo. Este proyecto será retomado en 1861, con la promulgación de la ley del 15 de mayo que disponía su definitiva creación, y en donde se indicaban los documentos que lo conformaban y la disposición del personal para el servicio de sus oficinas.
El 18 de mayo de 1864 se nombró como primer director del archivo nacional a Santiago Távara, pero al no colmar las expectativas esperadas el gobierno de Prado lo suprime en 1865 mediante decreto de 29 de noviembre; siendo para ello las causas alegadas la falta de recursos para su sostenimiento y la escasez de rentas que generaba para el erario. Se dispuso de esta forma que los documentos que conformaban el archivo fueran depositados en la Biblioteca Nacional formando una sección de esta, pero felizmente dicha medida no duro mucho tiempo, pues por resolución suprema de 30 de enero de 1867 se dispuso que una comisión integrada por cuatro miembros asumiera el cargo de arreglar los depósitos en donde se hallaban amontonados los documentos.

En 1943 tras el incendio producido en la Biblioteca Nacional se trasladan los fondos del Archivo Nacional a su actual local en el Palacio de Justicia.
En 1968 con la desaparición del Ministerio de Justicia y Culto pasa a formar parte del Instituto Nacional de Cultura.
Por decreto ley Nº 19268 del 11 de enero de 1972, dispositivo orgánico del Instituto Nacional de Cultura y el decreto ley 19414 que legisla sobre el patrimonio documental de la nación se modifica la antigua denominación de archivo nacional que persistía desde 1861, convirtiéndose en Archivo General de la Nación, como órgano de ejecución de dicho instituto. De esta forma se da un cambio a la estructura misma del sistema archivístico dándole una amplitud jurisdiccional, pues bajo él se encontrarían a todos los archivos departamentales.
Durante estos cambios se desempeñaba como director el Dr. Guillermo Durand Flórez quien por su loable labor desplegada en el Archivo General de la Nación y en pro de los archivos se le ha denominado Padre de la Archivística Peruana. De esta forma, al reactivarse el Ministerio de Justicia gestionó su retorno, consiguiendo que mediante decreto legislativo Nº 117 de 12 de junio de 1981, en el que se aprueba la ley orgánica del Ministerio de Justicia, se le establezca como uno de sus organismos públicos descentralizados, con autonomía administrativa y presupuestal, quienes coadyuvarían con éste para el desarrollo de sus funciones, así se señala en su artículo 33 al Archivo General de la Nación como el encargado de la defensa, conservación e incremento del patrimonio documental de la nación. Esa misma fecha con decreto legislativo Nº 120 se aprueba la Ley Orgánica del Archivo General de la Nación estableciéndose su re-estructuración para adecuarlo a las nuevas funciones que deberían asumir las unidades orgánicas que la conformarían, en ese sentido se remarcó la importancia de dos órganos de línea encargados de ejecutar la política archivística del estado, y por lo tanto con mayor nivel jerárquico sobre los demás órganos, para de esta forma tener capacidad de acción y evitar las trabas, estos dos órganos son el Archivo Intermedio y el Archivo Histórico. De esta manera, perteneció al sector justicia desde el 1º de enero de 1982.

El 11 de junio de 1991 mediante Ley 25323, el Archivo General de la Nación es instituido como ente rector del sistema nacional de archivos.

El Archivo General de la Nación inicia sus competencias relacionadas al sector cultura a partir del 15 de julio del 2010 a través de la Ley 29565, Ley de Creación del Ministerio de Cultura.