Horario de atención

Lun - Vier. 8:00 - 16:30

  • 4267221-4275930-4275939

Documento más antiguo del Perú fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación

Documento más antiguo del Perú fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación

El Protocolo Ambulante de los Conquistadores, documento más antiguo del Perú, ha sido declarado como Patrimonio Cultural de la Nación. El Archivo General de la Nación es la entidad que custodia y resguarda este documento.
A través de una Resolución Viceministerial publicada en el diario oficial El Peruano, se ha dispuesto la declaratoria del también llamado “Libro Becerro” que data del siglo XVI. Este documento que está constituido por 804 escrituras en 551 folios, data de los años 1533 al 1538. Presenta una serie de valores históricos, científicos y sociales relacionados a la identificación de su autenticidad, antigüedad y contenido; además, constituye Patrimonio Cultural Documental del Perú, siendo el primer documento escrito en lengua castellana de América del Sur y el más antiguo generado en nuestro territorio.
Este valioso Patrimonio Cultural de la Nación recoge la documentación de los escribanos que acompañaron a los conquistadores durante su paso por el antiguo Imperio Inca. Destacan las ciudades de Piura, Cajamarca, Jauja, Cusco y Lima. Se señala la procedencia y destino de los conquistadores en sus expediciones. Además, contiene datos sobre exploraciones, esclavitud de los indígenas, contrato sobre recibo y distribución del oro y la plata y otras alusivas a las guerras de la época. Entre los personajes que aparecen destaca la figura del conquistador español Francisco Pizarro, quien plasmó su rúbrica en varios de los documentos que aparecen en este protocolo.
La información de esta fuente documental, al dar cuenta de acciones concretas realizadas por individuos, complementa los relatos de las crónicas más tempranas en donde prima el carácter anónimo y narrativo. El Protocolo Ambulante tiene referencia a la fundición del oro que se trae para el recate del inca Atahualpa en la ciudad de Cajamarca, así como a muchos otros sucesos importantes que marcaron este periodo.
Su desaparición supondría una pérdida irreparable para el estudio y comprensión de este contexto histórico. Por esa razón, el AGN conserva, custodia y resguarda este y otros documentos que forman parte de la memoria de todos los peruanos.
Podemos ver a través de los documentos del Protocolo Ambulante hechos que han trascendido hasta la actualidad, como la actividad que realizaban los escribanos, cumplido ahora por los notarios quienes daban fe de testamentos, contratos de compra venta, arrendamientos, documentos que hoy en día podemos encontrar en los archivos de las notarías.